Día de la Mujer: a martillazos de soplidos

Las fronteras geográficas, culturales, lingüísticas, políticas, económicas que separan las naciones, en esta fecha trazan una urdimbre entre las mujeres que celebran su día cada 8 de marzo. La lucha por la igualdad, la justicia, el desarrollo y la paz continúa para sembrar conciencia colectiva en este mundo cargado de contrastes y egoísmos.

El llamado femenino comenzó en la era de la Revolución francesa, al grito de “libertad, igualdad y fraternidad” de las mujeres parisienses por las calles de Versalles. La nueva era industrial dejó ver las fallas en las condiciones laborales, en este caso tanto para hombres como para mujeres. La historia también las ubica en la Rusia de 1917, como protagonistas de la revolución que cambiaría los paradigmas que se conocían hasta entonces. Distintos sucesos y movimientos se sucedieron a lo largo del siglo XX.

El suceso con mayor trascendencia por lo simbólico es la tragedia ocurrida el 25 de marzo de 1911, en una fábrica textil de Nueva York, donde murieron muchas personas a raíz de un incendio. La mayoría eran mujeres inmigrantes que trabajaban en condiciones penosas. Este hecho marcó el rumbo en la lucha por la igualdad de derechos.

El 8 de marzo fue declarado oficialmente por la ONU en 1975 como el Día Internacional de la Mujer. Veinte años después, la Declaración y Plataforma de Beijing de 1995 estableció una ruta para alcanzar la igualdad plena de derechos, firmada por 189 gobiernos. Es un documento fuente que es necesario leer y volver a leer para que la agenda gubernamental establezca cuáles son las prioridades para materializar sus conceptos sobre los derechos de las mujeres.

La Plataforma plantea 12 esferas de preocupación e insta a los gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones públicas y privadas a tomar medidas estratégicas y formular compromisos que potencien el papel de la mujer y la igualdad entre hombres y mujeres, y lograr así una mayor seguridad política, social, cultural, económica y ecológica entre todas las naciones.

Para este año, la ONU propone que “pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”, y ello nos trae algunos ejemplos de inventos que han aportado al logro de los derechos de las mujeres. Entre otros, la bicicleta como símbolo de “feminidad libre de ataduras”, según la activista Susan Anthony; los apósitos femeninos, que promovieron la salud e higiene en las mujeres, y los pantalones, como símbolo de resistencia que cambió los códigos tradicionales de la vestimenta.

Son elementos que hoy en día damos por sentado en las sociedades pero que han trascendido barreras culturales y sociales inimaginables en la actualidad. Sin embargo, aunque parezca de otro siglo, el estigma, la discriminación y los prejuicios siguen latentes en algunas regiones del mundo.

Este día es una oportunidad para tomar la poesía como canal de diálogo en la diversidad que renueve los caminos, borre las fronteras y acerque a todas las mujeres en la reivindicación de sus derechos y en su lucha continua por participar de una sociedad más justa y fraterna.

Por ellas, por las mujeres maltratadas, violentadas, cosificadas, despreciadas, perseguidas, asesinadas… Por las mujeres trabajadoras, madres, abuelas, jóvenes, niñas, adultas, maestras, rebeldes, críticas, transgresoras… Por las mujeres creadoras, fundadoras, soñadoras, luchadoras…

De Gioconda Belli, “Y Dios me hizo mujer”

Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s