Día de la Tradición

Los argentinos recordamos al escritor José Hernández en esta fecha instaurada como Día de la Tradición. Cada 10 de noviembre, el natalicio del escritor, periodista, militar y político nos trae de nuevo a la memoria los tiempos de protesta política de la época rosista. Con un telón de fondo complejo, el autor decidió darles voz a los protagonistas del campo argentino para dignificar su forma de vida y su sabiduría popular.

José Hernández había nacido en la provincia de Buenos Aires el 10 de noviembre de 1834. Su origen en una familia dividida por los pensamientos políticos hizo que Hernández viviera en medio de un dilema socio-político que trató de resolver en su juventud. Sus batallas personales los llevaron a defender la idea de un proyecto federal.

Su tiempo de infancia vivido en el campo bonaerense resultó en un acopio de conocimientos de la gente y sus costumbres rurales. Muy joven ingresa en la vida militar y se convierte en periodista muy activo. Admira el pensamiento de Alberdi y se decide por la causa de la Confederación Argentina. En ese tiempo se desempeña como taquígrafo en el Senado de la Confederación, lo que probablemente, ejercitó su composición de versos octosílabos y sus saberes constitucionales.

Su amor al paisano nace en Camarones y Laguna de los Padres. Allí conoció al referente del campo y su génesis gauchesca. De su extenso andar y del derrotero histórico nace el Martín Fierro que se publica en 1872. Su primera edición se agotó en dos meses. Por primera vez, la clase desposeída era retratada con intensidad y compromiso social. En 1879 se edita La vuelta de Martín Fierro.

Muchos autores, entre ellos, Leopoldo Lugones, Ricardo Rojas, Leopoldo Marechal, ven en el poema del Martín Fierro una interpretación de la historia argentina.

Este autor escribió otras obras importantes como Vida del Chacho, Instrucción del estanciero, Los treinta y tres orientales. Como periodista fue fundador y director de los periódicos El Argentino, de Paraná, y El Río de la Plata, de Buenos Aires. En el primero, se destacan sus editoriales sobre la muerte del Chacho Peñaloza, y en el segundo, hace hincapié en sus ideas socio-políticas, sobre todo en la emancipación del criollo.

Y guarden estas palabras
que les digo al terminar:
en mi obra he de continuar
hasta dárselas concluida,
si el ingenio o si la vida
no me llegan a faltar.

Y si la vida me falta,
ténganlo todos por cierto
que el gaucho, hasta en el desierto,
sentirá en tal ocasión
tristeza en el corazón,
al saber que yo estoy muerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s